back to top

Yorokubu

Cuando el artista colombiano Federico Uribe (Bogotá, 1962) va a realizar una obra, compra “muchos más de 15.000 lápices de colores”. “Tardo un mes y algo en realizar cada una”, afirma. Cuando termina, no le ha gastado ni un poquito de punta a ninguno de ellos.

Uribe es un tipo de palabras sencillas, voz bajita y paciencia infinita. Si se le pregunta que a qué se dedica, en vez de soltar una perorata, contesta: “Construyo cosas con otras cosas”.

 

READ FULL ARTICLE
No Comments
Leave a Reply