back to top

Vice Magazine

Esculturas grandes y coloridas creadas con balas (esos objetos que hoy matan gente en los campos y las ciudades de Colombia) de todos los tamaños y figuras, han llegado a salas reconocidas de Boston en Adelson Galleries y ahora en Bogotá, en Barcú, exponiendo diferentes animales y paisajes del mundo salvaje. Las balas, que generalmente nos remiten a un lugar oscuro y destructivo, en este caso construyen el pelaje, los dientes y las plumas de leones, zorros, conejos y aves que adornan las paredes blancas de una sala de exposición.

 

READ FULL ARTICLE
No Comments
Leave a Reply